¿Fumar puede causar hígado graso?

Lo que causa hígado graso

El hígado graso es una condición muy relacionada con la obesidad. Esto es debido a que en algún momento de la vida de un individuo con sobrepeso u obesidad se presenta una disfunción del tejido graso en su organismo, que, aunado una inadecuada alimentación, ocasionan que el hígado comience a acumular grasa de manera anormal.

Por lo regular el hígado graso puede aparecer por el consumo excesivo de bebidas alcohólicas, de hecho, ese el factor más común, sin embargo, otros factores que no son el alcohol también están relacionados a la aparición de hígado graso, como las dietas ricas en carbohidratos y grasas o la falta de ejercicio.

 

Pero, ¿es el tabaco un factor más de riesgo para desarrollar hígado graso?Fumar es causa de cáncer de hígado

Hasta la mitad de los consumidores de tabaco van a morir por causa del cigarro según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Fumar es así uno de los problemas de salud pública más graves en la actualidad.

Y es que el tabaco contiene miles de sustancias químicas muy perjudiciales para la salud, se estiman entre 4,000 y 7,000, de la cuales al menos 70 son potenciales cancerígenos, tales como la nicotina, plomo, arsénico, monóxido de carbono, amoniaco y hasta elementos radiactivos, como el uranio.

Al inhalar el humo del tabaco dichas sustancias malignas entran directamente a los pulmones, pero no se quedan ahí, sino que se absorben y entran al torrente sanguíneo y pueden llegar a afectar prácticamente cualquier órgano del cuerpo.

De ahí que fumar sea la causa directa de cáncer en órganos como el pulmón, laringe, faringe, boca o causa indirecta de otros cánceres como el de páncreas, cuello o hígado.

Respecto a este último, el tabaco sí se ha relacionado como factor de riesgo para desarrollar carcinoma hepatocelular, el cáncer de hígado más común de todos.

A pesar de la malignidad del tabaco, éste no constituye una causa para desarrollar hígado graso, sin embargo, en estudios de laboratorio se ha demostrado que fumar sí empeora la condición de hígado graso.¹

Esto ocurre debido a que fumar incrementa el estrés oxidativo de las células del hígado, las cuales dejan de funcionar y mueren. Todo esto significa un daño más para el hígado que cuando ya padece de acumulación anormal de grasa, agrava su condición.

El hígado graso es una condición hasta cierto punto benigna, porque puede revertirse mediante una dieta adecuada y la implementación de hábitos de vida más saludables.

El punto a considerar es que el hígado graso no se siente, la grasa comienza a acumularse en el órgano de manera anormal y las personas no pueden sospecharlo.

El hígado graso simplemente evoluciona lentamente, en silencio y con el paso del tiempo en el hígado van muriendo las células que lo forman y que realizan funciones vitales para el organismo, como la depuración de sustancias tóxicas del cuerpo.

Al morir estas células llamadas hepatocitos, el hígado va perdiendo su capacidad de funcionar.

Pero a pesar de ser agredido, el hígado tiene el poder de autorepararse, pero al hacerlo, va dejando cicatrices y en todo sitio donde queden cicatrices el tejido no funciona más.

Pueden pasar años antes de que aparezca algún síntoma y las personas se den cuenta que están enfermas.

pastelito de carbohidratos

Consumir altos niveles de carbohidratos contenidos en los productos elaborados con harinas como el pan o pastelillos, y otros alimentos ricos en grasas colaboran con la presentación de hígado graso.

También como se mencionó, el consumo excesivo de bebidas alcohólicas y la falta de ejercicio físico son factores de riesgo.

En conclusión, a pesar de que el humo del tabaco no es causa directa del desarrollo de hígado graso, sí empeora la situación de las personas que ya padecen esta condición. Además de que el cigarro se relaciona directamente con otras enfermedades tan mortales como el cáncer de hígado.

1.- Hepatology. 2010 May;51(5):1567-76. doi: 10.1002/hep.23516.

Con información de American Cancer Society. https://www.cancer.org/es/cancer/causas-del-cancer/tabaco-y-cancer/agentes-cancerigenos-en-los-productos-de-tabaco.html

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Espera...

Suscríbete

Suscríbete a nuestro boletín.