¿El consumo de alcohol provoca hígado graso?

Consumo de alcohol e hígado graso

El hígado graso es el nombre común con el que se conoce a la Esteatosis Hepática no Alcohólica (EHNA).

Como sabemos, ésta enfermedad consiste en una acumulación de grasa en el hígado de las personas, lo que afecta la correcta función de éste órgano tan importante.

No se conoce la causa exacta de este padecimiento pero sí se sabe que está relacionado con uno o varios factores de riesgo como la obesidad, el sobrepeso o la diabetes.

Esteatosis Hepática Alcohólica

Una de las formas más comunes del hígado graso es la Esteatosis Hepática Alcohólica

Se caracteriza por una alteración en el metabolismo de las grasas cuando el hígado recibe mayor cantidad de ácidos grasos libres de los que requieren sus células para producir energía.

Así, los hepatocitos comienzan a saturarse de trigliceridos provenientes del tejido adiposo (la grasa del cuerpo). En este punto, si se inicia un tratamiento que incluya dejar de beber, el hígado regresará a su estado normal, pero en cambio, si el daño continúa, las células del hígado presentarán daño relacionado con la acumulación de ácidos grasos y trigliceridos. Esto provocará a su vez una respuesta inflamatoria evoluciona a una siguiente etapa que se conoce como Esteatohepatitis.

¿Cuánto alcohol puede provocar hígado graso?

Además de ser un factor de riesgo para sufrir accidentes, el consumo de alcohol se relaciona, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), con más de 200 tipos de enfermedades y trastornos. Entre ellas, la  cirrosis hepática, algunos tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares.

Como hemos mencionado la Esteatosis Hepática Alcohólica (EHA), es la forma más benigna de hígado graso, lo que significa que con un tratamiento adecuado esta condición se puede revertir sin llegar a tener complicaciones serias.

Pero ¿qué tanto alcohol debería consumir para provocar hígado graso?. En realidad no todas las personas que beben alcohol de forma regular desarrollarán por fuerza hígado graso.

Esto puede variar dependiendo de factores como el género, pues al parecer las mujeres tienen mayor propensión a desarrollar enfermedad hepática por consumo del alcohol.*

Otra variante para padecer hígado graso es la susceptibilidad de cada persona al alcohol, la frecuencia y las cantidades que se consuman.

Se sabe que el desarrollo de hígado graso podría ocurrir incluso después de una sola ingesta excesiva de alcohol**

Es por esto que la OMS hace recomendaciones en cuanto a los niveles de seguridad para el consumo de alcohol, con el fin de evitar, no sólo el hígado graso, sino otras enfermedades derivadas de beber en exceso.

La OMS establece como consumo excesivo aquel que sobrepasa los 70 g de alcohol al día para los hombres y los 50 g/día para las mujeres.

Los gramos de alcohol que uno consume dependen de la graduación de la bebida ingerida y de la cantidad que se ingiere. De forma aproximada y simplificada se puede recordar que un litro de vino son 80 g de alcohol, igual que 2 litros de cerveza son 80 g de alcohol y 200 cm3 de bebidas destiladas son 80 g de alcohol.

*http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1130-01082005000700009

** http://hepatitis.cl/872/enfermedad-hepatica-alcoholica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Espera...

Suscríbete

Suscríbete a nuestro boletín.